lunes, 17 de febrero de 2014

Tarta de chocolate y dulce de leche con el bizcocho de chocolate perfecto



     

     Desde que descubrí el "bizcocho de chocolate cremoso totalmente americano" de "La biblia de los pasteles", no he vuelto a hacer otro... Tiene un sabor a chocolate intenso y además es extremadamente jugoso y tierno. Y deja un olorcito en toda la habitación... que hasta que no aparezca por mis manos algo mejor, dudo que vaya a cambiar de receta. Así que, vamos a por ella, cuanto antes mejor, veréis que bueno este bizcocho.

INGREDIENTES:
Para el bizcocho(le he puesto el doble de ingredientes de lo que pone en la receta y he redondeado cantidades):
- 130gr de cacao puro en polvo sin azúcar (Valor)
- 480 gr agua hirviendo
- 6 huevos M
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 470 gr de harina de repostería
- 400 gr de azúcar blanca
- 18 gr de levadura en polvo (royal)
- 1 pizca de sal
- 450 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

Para el relleno:
- Dulce de leche

Para la crema de cobertura de chocolate:
- 400 gr chocolate de cobertura
- 200 ml de nata
- 150 gr mantequilla sin sal

Para la decoración:
- Chocolate blanco de cobertura
- Chocolate negro de cobertura
- Tinte para chocolate, de Wilton
- Sprinkles
- Mangas pasteleras desechables
- Una espátula finita
- Boquillas 1, 2 y 3 de Wilton
- Plato giratorio
- Un plato para la tarta


ELABORACIÓN:
- BIZCOCHO:
     Precalentamos el horno a 175º.
     Lo primero que hago es poner el agua a hervir y cuando está lista, añadimos el cacao en polvo y removemos hasta que tengamos una mezcla pareja. Y dejamos enfriar a temperatura ambiente.
     Mientras mezclamos los ingredientes secos (azúcar, harina, levadura en polvo yla pizca de sal).
     Sacamos la mantequilla de la nevera para que temple, una vez esté a temperatura ambiente, ya la podemos utilizar.
     También sacamos los huevos para que no estén fríos. La receta original pide huevos XL,pero yo tengo por costumbre utilizar huevos M.
     Una vez que nuestra mezcla de agua y cacao esté templada, añadimos los huevos y los batimos ligeramente, no hacemos que esta mezcla sea homogénea, terminaremos de batir con el resto de ingredientes. Añadimos también la cucharadita de extracto de vainilla.
     En la amasadora, o bien a mano, pues he preparado este bizcocho de las dos maneras, removemos los ingredientes secos para que se mezclen entre ellos.
     Esta forma no es fiel a la que pone en la receta del libro, pero yo la hago así ya casi sin darme cuenta. 
     Añadimos a los ingredientes secos la mantequilla y batimos hasta que se hayan integrado, seguidamente vamos agregando en tres o cuatro veces a nuestra masa la mezcla de cacao y huevos, poco a poco y no a mucha velocidad.
     Terminaremos de preparar la masa del bizcocho cuando veamos que tenemos una mezcla esponjosa, lisa y homogénea.


     A estas alturas, ya habremos forrado nuestros moldes con papel de hornear como aquí o pinchando aquí (cortamos el papel, tomando la base del molde como modelo, haciendo una circunferencia y recortándola. Y para los lados, cortando tiras del ancho que queramos. Pegamos el papel al molde con mantequilla o con desmoldante en spray).


     Preparamos los moldes, uno al lado del otro y echamos la misma cantidad de masa en los dos para que nos queden bizcochos iguales. Si queremos podemos pesar cada molde por separado e ir agregando masa hasta que los dos pesen lo mismo.

    Cuando tengamos la masa en los moldes, los movemos con sacudidas suaves para que se reparta la masa por igual en toda la superficie.

     Horneamos a 175º calor arriba-calor abajo, durante unos 40 minutos, pasado este tiempo, pincharemos con un palillo en el centro del bizcocho y si sale limpio, podremos sacarlos, de lo contrario,los dejaremos unos minutos más e iremos comprobando hasta tener nuestros bizcochos bien horneados.
     Sacamos y dejamos en el molde unos 5 minutos, entonces desmoldaremos con mucho cuidado, pues estos bizcochos son muy frágiles y dejaremos enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla.


- CREMA DE COBERTURA DE CHOCOLATE:
     Ponemos una olla pequeña a fuego medio, echamos el chocolate troceado y añadimos la nata y la mantequilla.
     Removemos constantemente hasta que estén totalmente integrados los tres ingredientes.
     Si creemos que se pegará la mezcla al fondo, bajamos el fuego e incluso retiramos y removemos fuera de él. Si necesitara más calor, volveríamos a poner la olla al fuego sin dejar de remover.
    Dejamos templar a temperatura ambiente hasta que vayamos a decorar la tarta.


- DECORACIÓN:
     Cuando tengamos los bizcochos fríos empezaremos a decorar la tarta.
     Cogemos el plato donde vamos a poner la tarta y ponemos un "pegote" de dulce de leche para pegar el primer bizcocho a la base.
     Rellenamos una manga pastelera con dulce de leche, una vez lleno, cortamos un poco la punta y vamos cubriendo el bizcocho que hemos puesto en el plato haciendo un círculo por el borde y vamos rellenando de fuera hacia adentro con círculos, hasta que toda la superficie del bizcocho esté cubierta de dulce de leche.
     Ponemos el otro bizcocho encima, sin aplastar, presionando sólo un poquito para que quede fijado al dulce de leche.
     Ahora echamos chocolate por encima de la tarta y con ayuda de una pala pequeña, vamos repartiendo la crema por encima y por los lados de la tarta hasta cubrir completamente los bizcochos.
- La crema de chocolate no debe estar muy líquida, así será más fácil decorar la tarta.
     Vamos cogiendo chocolate de la olla con la palita y añadiendo de abajo a arriba por los bordes de la tarta. Por la parte de arriba, con la ayuda del plato giratorio, he dado vueltas y desde la parte de fuera, he ido moviendo la pala poco a poco hasta el centro para terminar en el interior tal y como se ve en la tarta.
     Cuando he terminado, como el chocolate aún está blando, sirve de pegamento para poner los sprinkles que más nos guste.


- PARA LAS LETRAS Y EL DIBUJO:
     En Word, y con el tipo de letra que más me ha gustado para esta ocasión, he cortado y pegado en paint y he pinchado en voltear horizontalmente, he impreso el papel y lo he metido en un plastiquito de archivar. Así, cuando despegue las letras me saldrán escritas al derecho y podré "ecribir" sobre la tarta las palabras que yo quiera. He calentado el chocolate blanco en el microondas a temperatura baja, como para descongelar, parando cada 15 segundos, para comprobar si está derretido y para que no se estropee, porque como sabemos, el chocolate blanco es muy frágil para manipular y hay que tener cuidado que no se nos vuelva arenoso. Cuando he "escrito" las letras con chocolate, he metido el plastiquito en la nevera para que se enfríe.

     Para el dinosaurio, he impreso el dibujo que más me ha gustado y lo he metido en otro plástico para archivar, para dibujar sobre él.
He derretido chocolate blanco y negro. El blanco lo he dividido en dos partes y he coloreado una de ellas con amarillo, rojo y azul hasta que he tenido el color verdoso que buscaba.
     He cogido tres mangas pasteleras, cada una con una boquilla, 1, 2 y 3 de Wilton y he repartido el chocolate en cada una de ellas. Primero he utilizado el blanco para dibujar el contorno y los detalles del dinosaurio, he metido a la nevera unos minutos para que se endurezca un poco y he seguido con el chocolate negro, he vuelto a meter en la nevera y por último he terminado con el chocolate verde.
- Al añadir tinte el chocolate se ha puesto duro, pero he vuelto a meter al microondas a temperatura baja y he removido cada 15 segundos hasta que se ha vuelto a derretir. He cogido una manga pastelera y le he puesto una boquilla 2 de Wilton y he rellenado el dibujo.
     Después de un buen rato, una hora por lo menos, he despegado el dibujo con cuidado y lo he puesto en el centro de la tarta y después he hecho lo mismo con las letras y las he colocado donde más me ha gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario