viernes, 13 de enero de 2017

Pizza con base de coliflor


     Después de los excesos navideños, aún nos apetece seguir comiendo cosas ricas, pero un poco más sanas y con menos calorías, algo que podemos hacer al mismo tiempo que seguimos disfrutando de la comida. 
     Esta pizza que os traigo hoy cumple esos requisitos y no renunciamos a seguir comiendo lo que más nos gusta.
     El ingrediente estrella de esta receta es la coliflor y pueden comerla todos los componentes de nuestra familia, incluso aquellas personas a las que no les gusta "nuestro protagonista" o les cuesta comer verduras, pues el sabor de la coliflor queda camuflado. Quedarán sorprendidos con el plato que les hemos preparado. 
Así que, vamos a preparar esta receta, que además se hace en poco tiempo.


INGREDIENTES:
Para la masa de la pizza de coliflor:
- 1 coliflor
- 1 huevo
- Mozzarella rallada
- Sal
- Pimienta
- Orégano 
Para completar la pizza de coliflor:
Estos ingredientes irán a gusto de cada uno, pero yo he puesto:
- 2 tomates 
- Mozzarella
- 1/2 cebolla
- 4 ó 5 champiñones naturales
- Piña
- Jamón cocido
- Orégano


ELABORACIÓN:
En una olla a fuego medio-alto, echamos la coliflor troceada y la cubrimos con agua. Levamos a ebullición y dejamos hervir hasta que al pincharla con un tenedor esté tierna. Esto nos llevará unos 15 minutos.
Precalentamos el horno a 180º sin aire, calor arriba- calor abajo.
Sacamos de la olla y enjuagamos con agua fría, escurrimos y la echamos en un bol junto con el huevo, un puñadito de mozzarella, sal, pimienta y orégano.


Batimos todo con la turmix. También podemos aplastar todo con un tenedor y remover con a mano con una cuchara de palo en lugar de hacerlo con la batidora.


En la bandeja del horno ponemos papel de aluminio* y encima un papel sulfurizado y vamos echando la masa. Extendemos hasta que tengamos el mismo grosor por toda la superficie de la bandeja.
*El papel de aluminio lo suelo poner por si se sale algo fuera del papel de horno, así no se queda nada pegado a la bandeja y se limpia con más facilidad.


Metemos la bandeja en el centro del horno y dejamos la temperatura a 180º.
Dejaremos cocinar hasta que los bordes estén dorados, aproximadamente 20 minutos, según el horno.


Mientras se hace la base en el horno, podemos ir picando los ingredientes que vamos a añadir a la pizza: media cebolla en juliana, dos tomates en rodajas finas, 4 ó 5 champiñones en láminas, piña en trocitos y el jamón cocido, que los cortaremos en tiras que luego enrollaremos.
Ponemos todo encima de la base, primero el tomate, después la cebolla, los champiñones, la piña, el jamón cocido y por último un poco de mozzarella y orégano.


Volvemos a meter la bandeja en el horno. Primero cambiaremos el calor, sólo por la parte de abajo, para que se termine de cocinar la base, durante unos 10 minutos y dejaremos otros 10 minutos más cambiando a calor arriba- calor abajo a la misma temperatura, 180º, para que la pizza se cocine bien por todos lados.
Si pasado este tiempo la pizza no está a vuestro gusto, podéis dejarla unos minutos más, es cuestión de lo dorada que la queráis.
Ahora sólo nos queda comer esta pizza de coliflor tan rica.



*NOTA: después de hornear la base, he cortado la mitad y la he metido al congelador envuelta en papel film, así la tengo preparada para otro día y sólo tendré que ponerle encima el resto de ingredientes.

Si la preparáis, seguro que la hacéis más de una vez.
Buen provecho.

viernes, 6 de enero de 2017

Patatas a la importancia con jamón


Hola amigos, hoy os traigo unas patatas a la importancia. Hasta ahora, no había probado las patatas cocinadas de esta manera y me han gustado. Incluso hemos repetido ya. Podemos comerlas como entrante, acompañante o incluso como segundo plato. El caldo de carne que lleva, le da untuosidad a la salsa. Y el jamón la hace una receta completa.
Vamos a prepararla.


INGREDIENTES (Para 4 personas):
- 3 ó 4 patatas grandes
- 3 huevos
- Harina de trigo para freír
- 1/2 cebolla
- 3 dientes de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco
- Azafrán en hebras 
- 1 l. de caldo de carne (mejor si es casero)
- 200 gr. de taquitos de jamón serrano
- Aceite de oliva
- Perejil fresco
- Sal


ELABORACIÓN:
Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gorditas, más o menos de un centímetro. Las dejamos en agua unos minutos para que suelten almidón. Sazonamos.
Batimos los huevos y echamos harina en un plato hondo para rebozar las patatas.






En una sartén grande, a fuego fuerte, echamos aceite de oliva para freír las patatas. 
Las dejaremos hasta que estén ligeramente doradas y las iremos poniendo en un plato con varios papeles absorventes para que suelten el exceso de aceite.


Mientras vamos friendo todas las patatas, preparamos el majado.
En un mortero echamos los dientes de ajo finamente picados, el vino blanco y el azafrán en hebra (con la mitad de un envase, bastará).  Removemos bien con el palo  o mano del mortero, hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. Reservamos.




Una vez que hemos frito todas las patatas, en otra sartén grande, a fuego medio y con un chorrito de aceite de oliva, añadimos la cebolla cortada en trocitos pequeños y pochamos con un poco de sal, hasta que esté transparente. Entonces agregamos una cucharada de harina y dejamos cocinar unos minutos sin dejar de remover.
Agregamos la mezcla que tenemos reservada en el mortero y mezclamos bien.



Añadimos el caldo y damos un par de vueltas con una cuchara de palo. Añadimos las patatas.



Cocinamos a fuego medio durante 10 minutos aproximadamente, sin remover mucho, para que no se rompan las patatas. Echamos los taquitos de jamón y dejamos cocinar durante 5 minutos más.
Apagamos el fuego, rectificamos de sal y añadimos perejil picado al gusto.


jueves, 29 de diciembre de 2016

Pasteles de gloria


Estos pastelitos de gloria están deliciosos, busqué cómo hacerlos en internet, en un blog que se llama "Lola cocina". Merece la pena prepararlos, además duran muchos días y siguen manteniéndose frescos.
He tenido unos (grandes) problemillas al escribir mi entrada, las fotos no quedan cuadradas, ni queda cuidado el aspecto, queda todo hecho un desastre, pero no hay manera de arreglarlo desde este equipo. No tengo mi ordenador,  cuando lo recupere, intentaré arreglar este desastre. Además, en estas fechas ando corriendo de un lado para otro y no tengo casi tiempo para nada, bueno supongo que como todos.
Aún así, a pesar de esta "serie de catastróficas desdichas" quería publicar esta receta que  espero que os guste.


INGREDIENTES:
· Para el mazapán:
- 1/2 kg. de almendra molida fina
- 400 gr. de azúcar
- 200 ml. de agua
- Ralladura de la piel de 1/2 limón

· Para el dulce de batata:
- 2 batatas
- 175 gr. de azúcar
- 1/2 cucharadita de canela

ELABORACIÓN:
Poner un cazo a fuego medio con el agua y el azúcar y llevar a ebullición. Dejar hervir durante 10 minutos aproximadamente hasta que veamos que espesa.



Agregamos entonces la almendra molida y la ralladura de limón. Removemos hasta obtener una mezcla homogénea. Reservar hasta que esté a temperatura ambiente. Espolvoreamos la superficie de trabajo con azúcar glass y amasamos hasta que la almendra suelte un poquito de aceite.


















Hacemos un cilindro con la masa, lo envolvemos en papel film y dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente.

Asaremos las batatas en el horno envueltas en papel de aluminio, que habremos pinchado por todos lados con un tenedor para que se hagan bien por dentro y las metemos en la bandeja del centro a 200º durante unos 20 min. o hasta que al pincharlas, estén blanditas.


Dejamos enfriar para no quemarnos y las pelamos. Las pasamos a un bol y aplastamos con un tenedor hasta obtener un puré.
Ponemos un cacillo a fuego suave y añadimos la batata, los 175 gr. de azúcar y la canela, removiendo para que no se pegue la mezcla al fondo, hasta obtener una textura cremosa.
Metemos también en la nevera hasta el día siguiente.


Pasadas las horas de reposo en la nevera, sacamos el mazapán y la batata hasta que estén a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 180º, sin aire, calor arriba- calor abajo.
Cortamos el mazapán en discos de unos 2 cm. de grosor y amasamos en las manos hasta que se ponga un poco aceitoso. Pasamos el rulo por encima hasta aplanarlos.
Echamos la crema de batata en una manga pastelera y ponemos una porción en el centro  del mazapán.



Les damos formas a los pasteles con cuidado de que no se rompan.

Ponemos un papel sulfurizado en la bandeja del horno y colocamos los pasteles. Metemos en el centro del horno unos 10 mi. o hasta que estén dorados ligeramente. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Una vez estén fríos los pastelitos, echamos azúcar glass en un colador y espolvoreamos encima en forma de lluvia.




Envolveremos cada pastel en papel de aluminio para que se mantengan frescos.


domingo, 18 de diciembre de 2016

Solomillo en salsa agridulce de piña. #Asaltablogs invisible


Aquí estamos  en el Asaltablogs una última vez más este año para asaltar un blog lleno de recetas ricas. En esta ocasión, el asalto es más especial que los que hemos hecho en los meses anteriores, pues es un "asalto invisible" y cada uno tenemos que entrar en un blog distinto. Me ha tocado El baúl de las delicias, he dado vueltas y vueltas, he mirado todas sus recetas y finalmente me he dejado sorprender por esta,  Puntas de solomillo en salsa agridulce, ya que me llamó la atención la mezcla de ingredientes, así que sin pensarlo dos veces, entré en su casa hasta llegar a su cocina, dejándola vacía, he ido varias veces en busca de todos los ingredientes, y casi me pilla, porque hice un ruido... pero lo dejé todo recogido y en el último momento, cuando escuché unos pasos que se acercaban, pude escapar con mi cesta repleta. Así que este ha sido mi robo, perpetrado con  éxito, porque estaba exquisito.



INGREDIENTES:
- 1 Solomillo de cerdo (1)
- 1 piña (2)
- 1 cucharada de maizena
- 1 bandeja de champiñones naturales (3)
- 2 pimientos verdes (4)
- 3 cucharadas de ketchup (5)
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharada de azúcar moreno
- 2 cucharadas de salsa de soja
- 1/2 vaso de agua
- 1 cucharada de vinagre de Módena
- Aceite de oliva
- Sal
- Fideos chinos (Noodles)

Cambios con respecto a la receta original de Aránzazu:
(1) Utiliza puntas de solomillo.
(2) Ella usa piña en su jugo
(3) Aránzazu utilizó 500 gr. de champiñones
(4) En su blog utiliza 4 pimientos verdes
(5) 4 cucharadas de ketchup



ELABORACIÓN:

     Vamos a preparar el solomillo, para ello, le quitamos toda la grasa que pueda tener y lo vamos cortando en tiritas.
Ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y vamos marcando las tiritas de solomillo previamente salpimentadas. Reservamos.




Iremos cortando las verduras mientras se hace la carne. Picamos el pimiento en juliana y los champiñones en cuartos.


Abrimos la piña y la troceamos. Como la piña natural no tiene jugo, batimos unos 250 gr. de piña con medio vaso de agua. Reservamos.

     En la misma sartén, a fuego medio, echamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos el pimiento, añadiendo una pizca de sal, durante unos minutos, hasta que esté tierno. Entonces añadimos los champiñones y otro pellizco de sal. Dejamos unos diez minutos, removiendo de vez en cuando. Añadimos la carne y los trozos de piña, dejamos que se terminen de cocinar todos los ingredientes juntos durante unos minutos más. Reservamos.







Ahora prepararemos la salsa. 
En una olla, echamos el batido de piña que hemos preparado antes, el ketchup, el vinagre de módena, la salsa de soja, la cucharada de miel y la de azúcar moreno. Empezamos a calentar a fuego medio- alto, hasta que llegue a ebullición. Removemos bien para que no se pegue nada al fondo de la cazuela.



Mientras, preparamos nuestro espesante, en un bol pequeño, echamos un poco de agua y una cucharada de maizena. Removemos hasta que quede una mezcla fina y sin grumos.



Agregamos la maizena a la olla y seguimos removiendo, hasta que la salsa espese, serán unos cinco minutos.

En otra cazuela, ponemos agua a calentar y cuando hierva, añadimos sal y los noodles, durante dos minutos (la cocción variará según los consejos del fabricante) y escurrimos.

Cuando tengamos la salsa lista, la añadimos a la carne y las verduras para que se mezclen todos los sabores, dejamos que reduzca un poco  y ya podemos servir. 



Un plato de pasta con carne y verduras y una salsa deliciosa, seguro que repetimos, porque estaba todo muy rico.



Este ha sido mi resultado, a ver qué os parece.