domingo, 25 de febrero de 2018

Pollo al curry con arroz. Reto #Asaltablogs


     Segunda entrada del año del reto asaltablogs de esta quinta temporada. En esta ocasión hemos hurtado todo lo que había en el blog "La cocina de Rebeca". En casa, después de dar una vuelta por todo su recetario, nos quedamos con seis posibles recetas para cocinar, hicimos un sorteo y resultó ganador este riquísimo pollo al curry con arroz que teníamos muchas ganas de preparar. Esas otras recetas que se quedaron sin cocinar y que sin embargo, también nos gustaron, pronto tendrán su oportunidad en nuestra cocina. Tenían una pinta exquisita, entre ellas la carrillada o el risotto de pulpo al pimentón.
     Os enseñamos cómo nos ha quedado.


INGREDIENTES:
- 3 pechugas de pollo
- Un chorreón de aceite de oliva
- 1 cebolla
- 65 gr. de pasas sultanas
- 50 gr. de anacardos
- Medio vaso de agua
- 150 ml. de leche de coco
- 1/2 cucharada de curry en polvo
- Pimienta (molinillo 5 pimientas)
- Sal
- Arroz basmati (1 vaso y medio)


ELABORACIÓN:

Preparamos la mise en place.
Picamos la cebolla, troceamos las pechugas de pollo y las salpimentamos. Hidratamos las pasas, cubriéndolas con agua caliente, trituramos los anacardos y medimos la leche de coco.


Ahora vamos a por el cocinado.
En una sartén grande a fuego medio, echamos un buen chorreón de aceite de oliva y añadimos la cebolla con una pizca de sal. Pochamos.





Reservamos la cebolla y en la misma sartén, marcamos las pechugas a fuego medio- fuerte. Reservamos.




 En una cacerola, añadimos la cebolla y el pollo, damos unas vueltas para que queden integrados.
Agregamos la media cucharada de curry y seguidamente la leche de coco. Dejamos cocinar de cinco a diez minutos, removiendo de vez en cuando.


Ahora agregamos los frutos secos, incluyendo el agua de las pasas. Vamos removiendo y dejamos cocinar hasta que la salsa haya reducido. Listo para comer.


Mientras se termina de hscer el pollo al curry, cocemos el arroz.
Pondremos una cacerola con agua (bastante agua, cinco partes de agua por una de arroz) y la llevamos a ebullición, añadimos sal y el vaso y medio de arroz, dejándolo durante el tiempo que indique el fabricante, en nuestro caso, quince minutos.
Escurrimos y reservamos hasta servir.

Este ha sido nuestro resultado.


Espero que os guste tanto como a nosotros.

domingo, 28 de enero de 2018

Croquetas de cocido. Reto #Asaltablogs


     Buenos días, empezamos una nueva temporada del reto asaltablogs. En esta ocasión hemos asaltado al blog No sin mi taper, que está lleno de recetas que tienen que estar muy ricas, ya que solo he probado esta, pero me he guardado otras para cocinar en cuanto pueda. En esta ocasión me he decidido por robarle y sin piedad sus croquetas de cocido. Y aunque ella las ha hecho con la thermomix, nosotros las hemos preparado de manera tradicional. Y digo "nosotros", porque para formar las croquetas he pedido ayuda, ya que a mi no me salen y siempre tengo que hacer bolitas. Así que Dani me ha ayudado, cada vez se le da mejor cocinar.
Vamos a la cocina a ver qué resulta de esta súper receta.


INGREDIENTES:
Para la masa:
- 50 ml. de aceite de oliva virgen extra
- 1 cebolla pequeña
- 100 g. de harina
- 250 ml. de leche
- 200 ml. de caldo de cocido
- 600 g. de carne del cocido, con sus garbanzos y verduras *
- Una pizca de nuez moscada
- Un poco de sal
Para el rebozado:
- 2 huevos
- Pan rallado

* Le he puesto más del doble de lo que indicaba la receta, siempre me parece poco...


ELABORACIÓN:

Ponemos una sartén grande a calentar, a fuego medio. Mientras, picamos en la picadora la cebolla.
Cuando esté la sartén caliente, añadimos un chorreón de aceite de oliva. 

Agregamos la cebolla junto con una pizca de sal y pochamos, hasta que haya soltado el líquido.



Echamos sobre un colador grande el cocido con sus garbanzos, su carne y verdura. Reservamos el caldo y el resto lo trituramos.


Una vez está triturado todo, lo añadimos a la sartén donde teníamos ya la cebolla pochada. Mantenemos el fuego medio. Damos unas vueltas con una cuchara de madera hasta integrar todo.


Es entonces cuando agregamos el caldo. Volvemos a dar unas vueltas hasta conseguir una masa homogénea. 



Y echamos los 100 gr. de harina. 


Al añadir la harina, la masa se volverá un poco más tosca y difícil de manejar, dejamos en la sartén durante unos minutos, hasta que no quede rastro de harina.


Añadimos la leche y volvemos a integrar junto con los demás ingredientes.



Por fin tenemos lo que será nuestra masa de croquetas. Ahora toca remover durante un rato, con el mismo nivel de calor, hasta que la masa se despegue de la sartén cuando la movamos con la cuchara de madera, momento en el que tendremos la masa a punto para formar nuestras croquetas.


 Vertemos la masa en una fuente y tapamos con papel film para que no se cree costra en la superficie y llevamos a la nevera para que se enfríen. De esta manera será mucho más fácil el formado de las croquetas.

Cuando la masa se ha enfriado, aquí es donde Dani se encarga de todo, hacemos las croquetas.
En un plato hondo, batimos los dos huevos y echamos el pan rallado en otro plato.
Primero, hacemos la forma de la croqueta cogiendo un poco de masa.

Pasamos por el huevo.


Y finalmente por el pan rallado. 




Por fin tenemos listas estas riquísimas croquetas de cocido listas para freír.
Nosotros hemos congelado las croquetas que no nos hemos comido, así tenemos para más días. 


He de decir que nos han encantado estas croquetas, tanto en sabor como en textura, crujientes por fuera y cremosas por dentro.


Espero que si preparáis unas croquetas como estas, os gusten tanto como a nosotros.

domingo, 26 de noviembre de 2017

Hummus. Reto #Asaltablogs


Hola, por fin otro mes más con el reto asaltablogs. Este mes el asaltado ha sido el blog Mi cocina y otras cosas, de Chary Serrano. 
¡Tiene tantas recetas que me ha sido imposible visitarlas todas! Y algunas que me apetecía preparar y no he podido, así que he guardado unas cuantas para ir haciéndolas con calma que seguro que caen pronto, como sus hojaldrinas, que tienen una pinta... Para esta ocasión me he quedado con su receta de hummus. Me encanta, siempre lo compro en el supermercado, así que ya iba siendo hora de dejar esa costumbre y prepararlo en casa. He de decir que incluso este hummus está mejor que el que suelo comprar, una delicia para las personas a las que nos gusta los garbanzos, tanto que no creo que lo vuelva a comprar. Lo mejor es que se prepara en un momento. 
Vamos a preparar hummus, a ver qué os parece.























INGREDIENTES:
- 400 gr. de garbanzos *
- El zumo de un limón
- 3 cucharadas de Tahina
- 1 diente de ajo **
- 1/2 cucharadita de comino molido
- Pimienta molida (molinillo de 5 pimientas) ***
- Sal
- Aceite de oliva virgen
- Perejil fresco picado
- Pimentón picante
Estos dos últimos ingredientes no aparecen en la receta de Chary.

* He utilizado 400 gr. de garbanzos en vez de un bote ya cocido.
** He puesto sólo un diente de ajo.
*** He sustituído la pimienta blanca por las cinco pimientas.


ELABORACIÓN:
La víspera, ponemos a remojo los garbanzos con un poco de sal.
A la mañana siguiente, los cocemos hasta que estén tiernos. Escurrimos.
En la picadora, echamos los garbanzos, sal al gusto, 2 cucharadas grandes de tahina, el diente de ajo picado, el comino, la pimienta, el zumo de limón y un buen chorreón de aceite de oliva. Batimos todo hasta que se haya mezclado todo.


Pasamos la mezcla una vez triturada a un bol y le echamos un chorrito de aceite de oliva, perejil fresco picado y espolvoreamos con pimentón picante.
Esta es toda la elaboración que tiene este plato, ninguna dificultad y resultado espectacular.
¿Os animáis?


La próxima vez haré otro tipo de hummus e iré probando nuevos sabores, porque está riquísimo.


Espero que os haya gustado.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Galletas craqueladas de calabaza



Estando en temporada de calabazas, tenemos que aprovechar para hacer cosas ricas con ellas, desde un puré de verduras, un bizcocho, pan... hasta unas galletas. Hay infinidad de recetas en las que podemos utilizarla. Esta vez he preparado unas galletas craqueladas, tenía ganas de preparar esta receta con chocolate o quizá tipo red velvet, pero al ver la calabaza me he preguntado qué tal quedaría mezclada con unas galletas de este tipo. Viendo y probando el resultado, la pregunta se ha contestado sola, ya que el resultado me ha sorprendido. Definitivamente, es una receta para volver a repetir.


INGREDIENTES:
 -125 gr. de puré de calabaza
- 100 gr. de mantequilla
- 90 gr. de azúcar
- 200 gr. de harina
- 2 cucharaditas de levadura en polvo
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 3 ó 4 gotas de esencia de vainilla
- 1 pizca de sal
- Azúcar glass








ELABORACIÓN:
Ponemos media calabaza en un tuper tapada con papel film y metemos en el microondas. Programamos 10 minutos a máxima potencia. 
Sacamos y retiramos el papel film con cuidado de no quemarnos con el vapor. Pesamos 125 gr. y trituramos.
En el bol de la amasadora añadimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar. 


Batimos hasta integrar y agregamos la calabaza triturada.



Añadimos al bol el resto de ingredientes: harina, levadura, azúcar vainillada y la pizca de sal. 
Nos quedará una masa tosca,pero suave. 


Pasamos la mezcla a un papel film y hacemos un cilindro con ella. Pasamos a la nevera. La he dejado toda la noche, pero en cuanto enfríe, podemos sacarla de la nevera.



Sacamos la masa de las galletas de la nevera. 
Precalentamos el horno a 180º calor arriba- calor abajo, sin aire.
Cortamos la masa y vamos haciendo bolitas del mismo tamaño.



Encima de la bandeja del horno ponemos un papel sulfurizado y vamos colocando las bolitas rebozadas en azúcar glass, dejando suficiente separación entre unas y otras, ya que durante el horneado crecerán.




Horneamos durante 15 minutos. Sacamos las galletas y las colocamos sobre una rejilla para que enfríen.


Y así de ricas han quedado. El sabor es espectacular.


Tiernas por dentro, crujientes por fuera. 



Espero que os guste esta receta de galletas.