sábado, 11 de febrero de 2017

Berza. Potaje malagueño en olla rápida. Receta de mi madre.


     Este es un plato que siempre ha cocinado mi madre desde que tengo recuerdos, su sabor me traslada inmediatamente a mi casa. Podría comer berza todas las semanas de mi vida. Lo curioso es que hasta ahora no la había preparado, así que hace unos días llamé a mi madre por teléfono y le pedí la receta. 
El día que preparé la berza no podía creer lo rica que estaba, incluso me atrevo a decir que sabe igual que la de mi madre, al menos eso me pareció cuando la probé.
Acompañadme y os la enseñaré, para que disfrutéis igual que he hecho yo comiendo este plato tradicional de mi familia.


INGREDIENTES:

- 1 kg. de judías verdes
- 300 gr. de garbanzos
- 3 puñados de judías blancas
- Media calabaza
- 1 morcilla
- Un trozo de ternera
- Tocino fresco
- 2 patatas
- Aceite de oliva
- 5 ó 6 ajos
- Pimentón picante
- Azafrán en hebras
- Cúrcuma
- Sal


ELABORACIÓN: 
Ponemos los garbanzos en remojo la noche anterior a la preparación de la berza.
Antes de ponernos a cocinar, preparamos las judías verdes, quitándole los filos con la ayuda de un pelador y los extremos con un cuchillo. Las cortamos en trozos.





En una sartén a fuego medio y con un buen chorreón de aceite de oliva, doramos los ajos, finamente picados. Una vez están dorados, los apartamos del fuego y añadimos una cucharadita de pimentón. Removemos bien sin calentar de nuevo. 



Llenamos la olla con agua fría hasta la mitad y añadimos las habichuelas blancas. Ponemos a calentar a fuego medio- alto. 


Cuando hierva, añadimos la carne y el tocino y el aceite con los ajos que acabamos de dorar. 
Tapamos la olla y cuando haya subido el "pitorrillo" (en realidad se llama verdugo), empezamos a contar el tiempo y dejamos hervir durante tres cuartos de hora. 
Pasados los cuarenta y cinco minutos, quitamos la olla del fuego, dejamos salir el vapor y la abrimos, retiramos la carne y el tocino y reservamos en un recipiente cerrado. Si es necesario, quitamos la espuma que se haya podido formar.
Antes de cerrar de nuevo, añadimos las habichuelas verdes, la calabaza y las patatas cortadas en cuadraditos, los garbanzos, un poco de sal, una cucharadita de cúrcuma (lo prefiero en lugar de colorante, pero también se puede utilizar) y unas hebras de azafrán. 


Volvemos a cerrar la olla y dejamos cocinar otros tres cuartos de hora.
Sacamos de nuevo el vapor y volvemos a abrir. Agregamos entonces la carne y el tocino que teníamos reservados y también echamos la morcilla, pinchada por los lados para que no se abra durante la cocción. Hervimos durante diez minutos, pero esta vez con la olla sin tapar.


Esta es la tercera vez que utilizo la olla express, antes le tenía miedo, parece que me estoy aficionando a ella. 


Queda una comida muy rica y en la mitad de tiempo, pero qué os voy a contar, si soy novata en esto.



Un plato que repetiré sin duda en cuanto se acabe el cargamento que tengo en el congelador.

3 comentarios:

  1. Me alegra mucho que vuelvas a publicar Cristi. Me encanta esta berza y si es de tu madre éxito asegurado con lo bien que cocina. Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  2. Soy Susana que veo que no aparece mi nombre jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana, me apetecía mucho volver a publicar, así que no me lo pensé.La verdad que mi madre tiene unas manos...Y todas las recetas que me da me salen ricas ☺
      Un besito muy grande, guapa

      Eliminar