lunes, 8 de agosto de 2016

Bizcochos mármol bañados de ganaché de chocolate con leche




     Esta receta tiene más de quince años, no sé de dónde salió, pero lo que sí sé es que todo lo que tiene de sencilla, lo tiene de rica.
He bañado los bizcochitos con una ganaché de chocolate con leche, que le da un toque diferente a un simple bizcocho. Recomendado para los más golosos como yo.
Vamos a prepararlos.

INGREDIENTES:
- 150 gr. de mantequilla
- 150 gr. de azúcar
- 3 huevos
- 200 gr. de harina
- Medio sobrecito de levadura
- 1 sobre de azúcar vainillado
- 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo (VALOR)
- Opcional: dos cucharadas de leche
- Un poquito más de mantequilla para el molde



PARA LA GANACHÉ:
- 200 ml. de nata para postres
- 300 gr. de chocolate con leche de cobertura

ELABORACIÓN:
     Antes de nada, vamos a preparar el molde. Lo untamos de mantequilla y forramos de papel para horno, quedándose pegado.


Volvemos a poner mantequilla encima del papel. Reservamos.
Precalentamos el horno, a 190 º, calor arriba y abajo, sin turbo.
     En un bol, echamos la mantequilla a temperatura ambiente y mezclamos con el azúcar hasta que la mezcla se blanquee, añadiremos los huevos uno a uno, hasta que la masa esté esponjosa.




     Tamizamos la harina junto con la levadura y agregamos a la mezcla en dos veces. Batimos, aunque no demasiado, lo suficiente para que se integren los ingredientes.



Separamos cantidad a nuestro gusto, por ejemplo 1/4 de la mezcla y le añadimos el cacao, que removeremos hasta obtener una masa homogénea. Reservamos.



- Nota: Si notamos que la masa ha quedado un poco seca al añadir el cacao, podemos agregar un par de cucharadas soperas de leche y conseguiremos que la masa vuelva a estar cremosa.
     Echamos el azúcar vainillado al resto de la masa en integramos también.
     Rellenamos el molde con la masa intercalando capas de masa de vainilla y de cacao hasta que se nos acabe.






     He horneado el bizcocho a 190º tapado con papel de aluminio. A los 35 minutos lo he quitado y he dejado el bizcocho 5 minutos más, para que se termine de hacer por la parte de arriba.




 - Para hacer la ganaché, añadimos la nata en un cacillo y lo ponemos a fuego medio. Removemos hasta que esté caliente y añadimos el chocolate con leche en trocitos. Empezamos a remover hasta que se derrita y la mezcla sea homogénea. Retiramos del fuego y dejamos templar.
     Pinchamos el bizcocho con un palillo, si sale limpio, sacamos del horno y ponemos sobre una rejilla. Pasados 5 min, desmoldamos con cuidado para no quemarnos y dejamos enfriar sobre la rejilla.
     Una vez el bizcocho esté a temperatura ambiente, cortamos del tamaño que queramos, echamos la ganaché por encima con la ayuda de una cuchara y decoramos con unas bolitas de azúcar. Dejamos reposar hasta que la ganaché se haya enfriado.








Si nos comemos el bizcocho al día siguiente estará mucho más rico, pero habrá que taparlo o meterlo en un envase hermético para que no se seque y esté aún más jugoso.










Espero que os guste.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada