martes, 16 de agosto de 2016

Merenguitos de arándanos

     Esta receta también era otra de mis "espinitas"que intenté preparar hace dos años y no volví a elaborar de nuevo, pero esta vez me salió. Tenía muchas ganas de hacer los merenguitos.
 Al final de la receta escribo unas notas con mis experiencias al hacerlos antes de publicar esta receta.
INGREDIENTES:
 -110 gr de claras de huevos (pueden ser pasteurizadas)
- Una pizca de sal
- 1 sobrecito de azúcar vainillado
- Unas gotitas de limón
- 70 gr. de azúcar glass
- 1/2 cucharadita de esencia de arándanos
- Colorante de Wilton en pasta, color vino tinto.   


ELABORACIÓN:
     Precalentar el horno a 120º.
     En un bol, echamos las claras junto con la pizca de sal y las gotitas de limón. Empezamos a batir con la amasadora a máxima potencia. Paramos y añadimos la mitad del azúcar glass y el sobre de azúcar vainillado. Seguimos batiendo a la misma velocidad y cuando se haya disuelto, echamos el resto del azúcar, añadimos también la esencia de arándanos  y un poquito de colorante (muy poco, pues colorea mucho).
Seguimos batiendo hasta que las claras estén bien montadas, muy consistentes.
    Escogemos la boquilla que más nos guste y la ponemos en la manga pastelera, la rellenamos con la ayuda de un vaso.



En una bandeja de horno, ponemos papel sulfurizado y echamos pequeñas porciones de los que serán nuestros mereguitos.


     Metemos la bandeja en el centro del horno, pero no llegamos a cerrar la puerta, nos ayudaremos con una pala de silicona para que quede una pequeña apertura (como hice aquí).
Dejamos en el horno durante una hora, tiempo suficiente, con esa temperatura, para que se sequen los merenguitos, ya que no tenemos que cocerlos, sino sólo secarlos.
Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Después de unos minutos, podemos retirar los merengues del papel, con cuidado de no apretarlos, pues son muy frágiles y se pueden romper.

NOTAS: 
   - Un día antes de hacer estos merenguitos, hice otros, de otra receta diferente, pero tenían mucha más azúcar, llevaban 100 gr de azúcar glass y 100 gr de azúcar blanquilla para 100 gr de claras, me pareció mucha cantidad de azúcar, pero los hice para ver cómo quedaban, para mi gusto, demasiado dulces.
A estos sólo les he puesto 70 gr de azúcar glass y tienen un sabor mucho más buenos que los primeros.
- Con los del día anterior, primero monte las claras y es entonces cuando añadí el azúcar glass y el colorante, como consecuencia de hacer el proceso en dos pasos, el merengue no estaba tan firme, por eso, con los merenguitos de arándanos eché todos los ingredientes a la vez que se montaban las claras
Aquí podéis ver unos ejemplos y comprobar la textura entre unos y otros. Mientras los primeros se bajaron un poco, los de arándanos quedaron firmes y de la forma en la que los eché sobre el papel sulfurizado con ayuda de la manga pastelera.  

 En estas fotos se puede ver que la textura no es del todo buena.


En estas otras fotografías se puede apreciar la diferencia de textura y la firmeza del merengue.
- Otra cosa que no me gustó de los anteriores merenguitos fue que al poner el horno a 80º, aún cerrando la puerta del horno, tardaron mucho en secarse (3 horas), y quedaron un poco más duros, pero más frágiles al mismo tiempo. 
     En cuanto al resultado de estos merenguitos de arándanos, es espectacular, su sabor suave y la textura crujiente por fuera, pero blanditos por dentro, son unas golosinas deliciosas.   

Espero que os guste. Hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada