lunes, 15 de julio de 2013

Chuletas de cerdo deshuesadas al Ribera del Duero


     Hace unos días compré unas chuletas de aguja de cerdo, tenían una pinta de jugosas, que me las quedé para mí. Puede que esta carne no sea de muy buena calidad, dicen por ahí... pues para mí, el sabor que tiene y la pinta... lo tierna y lo fresca que estaba... ¿eso no es calidad?
     Pues decidí inventarme algo, con un Ribera muy baratito y que además tiene un sabor que no está nada mal, más bien al contrario.
     Así que copa en mano, me puse a cocinar...

 INGREDIENTES:

- 4 chuletas de aguja de cerdo
- 3 dientes de ajo
- 1/2 cebolla grande
- 1 puerro
- 2 zanahorias
- 2 ramas de apio
- 1 copa de vino Ribera del Duero joven
- Pimienta
- Tomillo
- Sal
- Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

     Deshuesar las chuletas y trocear. Salpimentar y echar tomillo.
     

    
     Marcar en una cazuela y reservar.






    Picar finamente las verduras.
   En la misma cazuela en la que hemos marcado la carne, echamos un chorreón de aceite de oliva, y a fuego medio-alto, doramos primero los ajos.



     Una vez dorados, añadimos la cebolla y el puerro picados y pochamos. Cada vez que agreguemos una nueva verdura a la olla, echaremos un poquito de sal para que suelten el agua que llevan y se vaya cocinando. Iremos removiendo de vez en cuando durante todo el proceso de cocción de nuestro plato.




Echamos tomillo u otra especia a nuestro gusto. A mí me encanta el sabor que tiene el tomillo, si es fresco, mejor, pero no tenía.



     Añadir entonces las zanahorias, y a los 3 ó 4 minutos aproximadamente, el apio.
    



     Regar con medio vaso de agua la verdura para que se vaya cociendo. Molemos pimienta con el molinillo de 5 pimientas y añadimos la carne que teníamos reservada.



     Ahora regamos todo lo que tenemos en la olla con una copa generosa de Ribera del Duero y un poquito más de agua (medio vaso más).



     Lo ideal es bajar un poco el fuego, pero el termostato de mi hornillo no funciona, quizá por eso he echado más líquido del que hubiera puesto con una cocina en condiciones, pero como no seguía ninguna receta al pie de la letra, sino que iba añadiendo según se me ocurría, tampoco pasa nada...¿no? jeje








     Tapamos la olla y removemos de vez en cuando.
     Una vez que se ha evaporado un poco más de la mitad del caldo, apartamos del fuego y rectificamos de sal si es necesario.





     He presentado el plato haciendo un puré con una parte de las verduras, poniendo sobre él la carne y añadiendo unas verduritas a un lado y un poquito de salsa alrededor. He terminado aderezando con un poquito más de tomillo en la salsa y pimienta encima de la carne.

     He acompañado con una copita del vino que he utilizado para cocinar. Mmmm... como siempre, me ha gustado mucho. Eso es que me educaron muy bien, porque me gusta comer de todo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada