lunes, 14 de noviembre de 2016

Tiramisú (en tarros de cristal)


Hace muchos años que preparamos este tiramisú en mi casa, la receta nos la dio mi tío. Está delicioso, no he visto a nadie que haya dicho que no le guste. 
Esta vez he decidido ponerlo en tarritos individuales, así no corremos el peligro de comernos todo el tiramisú, porque está tan rico que no se puede parar.
Veréis que os digo la verdad cuando lo probéis. ¿Vamos a prepararlo?

INGREDIENTES:

*NOTA: En esta ocasión he utilizado la mitad de los ingredientes aproximadamente, pues éramos sólo 3 personas en casa, esta receta es para unos 8 personas. He usado: 3 huevos, 3 cucharadas de azúcar, 250 gr. de mascarpone, media tableta de chocolate y 1 paquete de bizcochos.

- 5 huevos
- 500 gr. de queso mascarpone
- 1 tableta de chocolate para repostería
- 5 cucharadas soperas de azúcar
- Vino dulce, un chorrito de brandy (también podemos utilizar Amaretto)
- Café cargado
- 2 paquetes de bizcochos de soletilla
- Cacao puro en polvo


ELABORACIÓN:

Con las yemas y el azúcar (dos cucharadas por ser la mitad de la cantidad) en un bol, batimos hasta que doble su volumen y esté esponjoso, entonces añadimos el queso mascarpone. 



Si lo batimos en una amasadora tendremos suficiente, pero si lo hacemos a mano, habrá que deshacer los grumos del queso mascarpone con las manos.


 


Batimos las claras a punto de nieve junto con una cucharada de azúcar.
 


Las añadimos a la mezcla anterior con la ayuda de una lengua, con movimientos envolventes para que no se bajen las claras, hasta que estén bien integradas.



Añadimos el chocolate, previamente rallado. Seguimos con movimientos envolventes, hasta conseguir una mezcla homogénea.






Preparamos un café cargadito, lo vertemos en un plato grande o en un taper, como he hecho en este caso, y añadimos un buen chorro de vino dulce y un poquito de brandy. Si está demasiado fuerte de sabor, podéis rebajarlo con un poquito de agua.

Ahora montaremos el tiramisú. Esta vez he preferido presentarlo en porciones individuales poniéndolos en tarritos, aunque normalmente lo preparo en una fuente, siguiendo el mismo procedimiento: empezamos con una capa de bizcocho en la base y después con la crema de mascarpone, repetimos hasta terminar con una de crema. 


Mojamos los bizcochos en la mezcla de café, tan solo un instante, para que no se rompan, es suficiente para que se empapen bien.


Finalmente, en el momento de comer nuestro tiramisú, espolvoreamos con un poquito de cacao puro en polvo.


Es un postre delicioso y muy fácil de preparar. 
¡Que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario