lunes, 21 de noviembre de 2016

Albóndigas en salsa. Receta de mi madre



Os traigo otra receta de mi madre que he visto siempre en mi casa, desde que era pequeña, o desde que me acuerdo. Son esos platos de toda la vida, de nuestras madres, que no debemos perder, y por eso estoy recopilándolos para que no se me olvide cómo prepararlos. Además, al estar lejos de casa, siempre que preparo una receta que suele hacer mi madre, huele toda la casa a ella y a mi familia y eso me encanta.


Voy a enseñaros estas albóndigas tan ricas.

INGREDIENTES:
- 400 gr. de carne picada de ternera
- 400 gr. de carne picada de cerdo
- 2 huevos
- Perejil fresco, picado
- 2 dientes de ajo
- 2 cucharadas de pan rallado
- Sal 
- Pimienta
- 1 cebolla grande
- 4 ó 5 tomates
- Aceite de oliva
- Un chorrito de vino blanco 
- Medio vaso de agua
- 2 ó 3 hojas de laurel
- 2 clavos
- Pimienta en grano


ELABORACIÓN:

En un bol, echamos la carne picada, los ajos y el perejil muy picaditos, los huevos, el pan rallado, la sal y la pimienta. Removemos todo para que se reparta bien, cubrimos con papel film y dejamos unas horas en la nevera.



Transcurrido el tiempo de reposo, hacemos las bolitas y freímos en aceite de oliva, dando vueltas para que se haga por todos lados por igual.



Vamos sacando las albóndigas sobre papel film. Reservamos.
Cortamos la cebolla, en una sartén a fuego medio, con un chorrito de aceite, pochamos la cebolla, previamente salpimentada. 
Mientras, troceamos los tomates y los añadimos a la sartén cuando la cebolla se haya pochado. Añadimos una pizca de sal.



Tras unos minutos, añadimos el chorrito de vino blanco. Seguimos cocinando y removiendo de vez en cuando. Cuando se haya consumido el caldo que sueltan los tomates, retiramos la sartén. 

En una cazuela, a fuego medio-bajo, echamos el laurel, los clavos, unos granos de pimienta y las albóndigas. Agregamos la mezcla de tomate y medio vaso de agua. Y dejamos al fuego removiendo con cuidado para no romper las albóndigas, hasta que la salsa espese.



Tenemos que tener cuidado en este punto, cuando la salsa esté espesando, que es cuando se pueden pegar las albóndigas al fondo, así que, en ese momento, retiramos la cazuela del fuego y ya tendremos listas nuestras albóndigas. 



Espero que os gusten, a mí me encantan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario