lunes, 7 de noviembre de 2016

Pasta con salsa de calabaza y ternera picada


Esta semana compré calabaza, porque esta temporada aún no había preparado nada con este ingrediente, y la verdad que me apetecía. Pero no quería hacer la típica crema de calabaza, aunque está muy rica, o unos cupcakes como estos que preparé, que también estaban deliciosos, u otra receta que ya hubiera probado. Así que busqué por internet una receta para hacer con pasta. Encontré varias, pero la que más me llamó la atención fue la salsa de calabaza para pasta del blog "Directo al paladar", aunque como siempre, esta vez también preparé mi versión. Me ha gustado mucho el resultado, por el sabor suave de la calabaza pero a la vez muy reconocible. Riquísima. Así que aquí os la dejo, a ver qué os parece.



INGREDIENTES:

- Pasta ( he utilizado nidos)
- 600 gr. de calabaza
- 1 cebolla grande
- Perejil fresco
- Una pizca de nuez moscada
- 300 gr. de carne de ternera picada
- 200 ml. de nata para cocinar
- Queso emmental
- Avellanas
- Pimienta (molinillo 5 pimientas)
- Sal rosa
- Aceite de oliva
- Un chorrito de vino blanco


ELABORACIÓN:
Picamos la cebolla y pochamos en una cacerola, con un chorrito de aceite de oliva. Añadimos sal y perejil fresco picado.



Mientras se hace la cebolla, troceamos la calabaza en cubitos. Añadimos a la olla cuando la cebolla esté transparente, junto con un poquito de sal. Agregamos una pizca de nuez moscada.


Tapamos la olla y dejamos cocinar hasta que la calabaza esté blanda y se deshaga. Vamos removiendo de vez en cuando. Añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos que se evapore un poco.

En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, echamos la carne, previamente salpimentada y doramos. Reservamos.


Vertemos la nata en la cacerola y bajamos el fuego. Vamos removiendo hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.



Entonces agregamos la carne que tenemos reservada y removemos un poco. 

Tiene un aspecto un tanto peculiar, pero no os dejéis llevar por la apariencia... Tiene un sabor delicioso. 
Rectificamos de sal.

Rallamos el queso y picamos unas avellanas.

Cocemos la pasta según las instrucciones del fabricante y emplatamos, poniendo la pasta, salsa al gusto, el queso rallado y terminamos con las avellanas y una pizca de pimienta picada.



Espero que os guste, a nosotros nos ha encantado. Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada