domingo, 9 de abril de 2017

Pastel rústico al vermouth rojo


Hoy os traigo este pastel rústico que ha salido casi de casualidad, porque no lo tenía planeado. He ido cogiendo las cosas que tenía en la cocina y surgió esta tarta salada. Lo único claro que tenía era que quería usar el hojaldre y me ha encantado el resultado. Seguramente repetiré esta receta en más de una ocasión.
Vamos a prepararlo.


INGREDIENTES:
- 3 ó 4 dientes de ajo
- 1 cebolla mediana
- 1 puerro
- 1/2 pimiento verde
- Media col lombarda (si es muy grande, un cuarto)
- 200 gr. de carne picada de ternera
- 150 gr. de champiñones "portobello"
- 1 vaso de vermouth rojo
- 200 ml. de nata
- 3 huevos
- 1 trocito de queso "Maasdam"
- 1 plancha de hojaldre
- Sal
- Pimienta (molinillo 5 pimientas)
- Tomillo
- Perejil fresco
- Mantequilla


ELABORACIÓN:
Picamos los dientes de ajo finamente. Ponemos a fuego medio una sartén con un chorrito de aceite de oliva y doramos los ajos.
Mientras, troceamos la cebolla y el puerro y añadimos a la sartén cuando los ajos estén dorados. Agregamos una pizca de sal.



 Añadimos también un puñadito de perejil fresco picado y un poquito de pimienta molida.


Echamos en la sartén el pimiento verde cuando la cebolla esté pochada y añadimos otro poquito de sal.
Mientras el pimiento se está cocinando junto con los demás ingredientes, aprovechamos para picar la lombarda en tiras finitas.


Cuando el pimiento pierda el color verde brillante, echamos la lombarda picada a la sartén con otra pizca de sal. Y la dejamos cocinando de 10 a 15 minutos.


En otra sartén a fuego fuerte y con un chorrito de aceite de oliva, doramos la carne salpimentada rápidamente y reservamos.
Vamos picando también los champiñones.



Los añadimos junto con el resto de verduras y vamos removiendo para que se vayan cocinando. Cuando los champiñones hayan perdido un poco de líquido, agregamos la carne y el vaso de vermouth. Dejaremos cocinar hasta que se reduzca el vermouth y el alcohol se haya evaporado.



Mientras, en un bol, echamos la nata, los huevos y rallamos el queso y preparamos el molde donde hornearemos el pastel, untándolo de mantequilla previamente.
Precalentamos el horno a 190º, calor arriba- calor abajo, sin aire.




Colocamos el hojaldre en el molde.


Una vez que tenemos las verduras terminadas, las echamos en el bol.

Añadimos nuestra mezcla en el molde y plegamos el hojaldre restante, espolvoreamos con un poquito de tomillo.



Metemos en la bandeja del centro del horno y lo dejamos cocinar durante una hora, para que se haga bien por dentro. Si utilizamos un molde más bajo y ancho, podemos dejarlo menos tiempo. En cualquier caso, cuando el pastel esté dorado, pinchamos con un palito y si sale limpio, podremos sacarlo del horno ya listo para degustarlo.



Espero que os guste tanto como a mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario