martes, 29 de octubre de 2013

Aguja de cerdo a la miel y al limón



      Buenos días, aquí estoy de nuevo, entre vacaciones, días libres...   
     Os tengo medio abandonados, así que ya toca subir algo rico y fácil, y a la vez barato, que con los tiempos que tenemos... creo que no viene mal...
      Hoy os traigo una receta que es tan sencilla como sabrosa, con la carne jugosa y tierna, acompañada de patatas al horno junto a la carne, cogiendo los jugos y el sabor de la miel, el limón, la pimienta y el tomillo...
     Vamos a por ella, que en un rato la tenemos lista ¡y no queremos que se enfríe! 

INGREDIENTES (para 2 personas):

- 1/2 kg de aguja de cerdo
- 4 patatas nuevas medianas
- 2 ó 3 cucharadas de miel
- El zumo de un limón
- Tomillo
- Pimienta (molinillo 5 pimientas)
- Sal gruesa
- Aceite de oliva

ELABORACIÓN:

     Primero preparamos "el aliño" con el zumo del limón, la miel y pimienta, tomillo y sal al gusto. Si queremos que sea más espeso, podemos añadir más miel. Y removemos.



     Ahora le toca a la carne. Si podemos conseguirla en una pieza, mejor. Yo compré un trozo muy, muy grande, lo troceé y congelé por separado. Del trozo que he descongelado me han salido tres partes una vez limpio de grasa.

     En una sartén y a fuego fuerte, una vez salpimentada la carne, la marcamos para que no pierda los jugos en el horno y se mantenga jugosa por dentro.




     Dejamos que quede así, o incluso un poquito más dorada, pero que no esté hecha por dentro. La marcamos incluso por el sitio que en la fotografía se ve crudo. Así se irá haciendo en el horno, pero estará jugosa una vez cocinada.
     Lavamos muy bien las patatas y las cortamos en rodajas, mientras preparamos el horno las dejamos en agua. 



     Las he dejado con piel por sus propiedades antioxidantes y el aporte de fibra entre otras muchas que tiene. Además por el sabor, que también me gusta.

     Precalentamos el horno a 200º calor arriba, calor abajo.
     Vamos poniendo las patatas en la bandeja del horno y encima la carne que teníamos reservada.



     Echamos el aliño por encima además de un vaso de agua para que nos salga salsita cuando esté terminado nuestro plato.

     Tapamos con papel de aluminio y metemos en la bandeja del  centro del horno.
     

          A los 20- 25 minutos, según el horno, sacamos y con un tenedor pinchamos las patatas y la carne, para ver si están hechas.
        En mi caso, he bajado la temperatura a 180º y la he dejado unos 20-25 minutos más, tapado otra vez con el papel de aluminio.


    
     Espero que os guste.
     Hasta pronto. 

2 comentarios:

  1. Tiene que estar riquísima, esa aguja tiene una pinta exquisita, y con este aliño mas

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, muchas gracias por visitar mi blog y por quedarte, así he podido conocer el tuyo, que por cierto es genial!
    Me encantaron tus recetas, ésta me parece estupenda, así que también me quedo por aquí para no perderme tus publicaciones
    Un beso

    ResponderEliminar