martes, 20 de marzo de 2012

Tarta de galletas para mi padre y mi hermano José


     Les he preparado esta tarta de chocolate y galletas a mi padre y a mi hermano por su día... jejeje... qué rica estaba... 
     Sólo puedo decir que es muy, pero que muy fácil de hacer... aunque eso ya lo sabéis, porque esta receta es de las más "antiguas" que se conocen en el mundo de las tartas... jeje...
     Vamos a la cocina ¡que se hace tarde!

INGREDIENTES:

- 400 gr de chocolate de cobertura (fondant y con leche)
- 2 paquetes y medio de galletas María
- 4 huevos
- 200 gr azúcar glass
- 250 gr de mantequilla
- Leche
- Vino Pedro Ximénez
- Fideítos de chocolate para decorar

ELABORACIÓN:

     Ponemos un cacillo a fuego medio y derretimos la mantequilla, para luego agregar el chocolate de cobertura.   
     Removemos y retiramos del fuego. Si es necesario volvemos a poner el cacillo al fuego para terminar de derretir el chocolate.      
     Apartamos y seguimos removiendo hasta que tengamos una crema homogénea.


     Cogemos los huevos, separamos las claras y reservamos.
     Añadimos las yemas al chocolate y removemos. Reservar.
     En un vaso batidor, echamos el azúcar y lo ponemos a máxima velocidad, hasta hacer el azúcar polvo.

 
     Echamos las claras junto con el azúcar en un bol y batir con las varillas hasta conseguir un merengue consistente.


     Una vez tengamos el merengue, echamos la mitad del chocolate y vamos removiendo con una lengua de silicona con movimientos envolventes. Repetimos con el resto del chocolate.

      Preparamos el molde en el que vayamos a hacer la tarta y forramos el interior con papel de aluminio.
     En un bol echamos leche templada con un chorreón generoso de Pedro Ximénez y vamos bañando las galletas en tandas pequeñas, de cinco por ejemplo.
     Vamos cubriendo el molde con galletas, seguida de una capa de crema, y así hasta terminar con una última capa de galletas.

     Reservamos un poco de crema de chocolate para decorar.
     Tapamos el molde con papel de aluminio y dejamos la tarta en la nevera un mínimo de dos horas, incluso mejor si la dejamos en la nevera de un día para otro. 
      Sacamos la tarta de la nevera y la ponemos del revés en una fuente. La sacamos del molde con cuidado y le vamos quitando el papel de aluminio con paciencia y despacito, para no llevarnos con él ningún trozo de galleta.


      Cogemos la crema de chocolate que teníamos reservada y vamos decorando, cubriendo toda la superficie de la tarta. 


     Para terminar, he espolvoreado unos fideítos de chocolate en la parte de arriba.

 ¡Buen provecho!

4 comentarios:

  1. deu! que chocolatada... que wena...

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Rocío, está muy buena, tendré que hacerla más a menudo!
      Un besito guapa!

      Eliminar