miércoles, 15 de febrero de 2012

Cinnamon rolls

     

     Aih, estos pastelitos los he hecho porque me entraron por los ojos... me imaginaba cómo podía ser su sabor... pero no pensaba que podían estar tan buenos... No era muy amante de la canela... pero creo que me he enamorado de ella...
     Desde que los vi he querido hacerlos... pero lo de siempre... no me atrevía... Pero hoy por fin me he quitado los miedos y gracias a dos blogs, los he hecho. Uno ha sido "Mis deseos más dulces", del que he cogido los ingredientes de la masa y el relleno, y el otro ha sido "Manulechef.com", del que he cogido la receta del glaseado...      Madre mía, cómo puede haber cosas tan buenas al alcance de todos y a veces ni nos damos cuenta... Y como siempre digo, y no me cansaré de decirlo... Más fácil... imposible... así que lo mejor que podemos hacer cuando tememos algo... es hacerle frente... Otro miedo que me he quitado: hacer los cinnamon rolls...  
     Así que... ¡vámonos a la cocina!

INGREDIENTES:

PARA LA MASA:
- 300 ml de leche
- 75 gr de mantequilla
- 25 gr de levadura fresca
- 75 gr de azúcar
- 550 gr de harina
- 1 pizca de sal

PARA EL RELLENO:
- 50 gr de mantequilla
- Canela
- Azúcar

PARA DORAR:
- 1 huevo

PARA EL GLASEADO:
- 100 gr de azúcar glass
- 4 cucharadas de leche
- 5 gotas de limón

     Precalentamos el horno a 220º, calor arriba, calor abajo.
     En un tazón calentamos en el microondas la mantequilla hasta que esté blanda. Metemos unos segundos más, añadiendo la leche para que se calienten los dos ingredientes. Remover. 
     Disolver la levadura en la mezcla anterior removiendo.
     Agregar el azúcar y la sal y batir. 

     Finalmente, echaremos la harina. Nos daremos cuenta que no podemos terminar de amasar con las varillas ni con una cuchara, como me ha pasado a mí. Así que he volcado el bol en la superficie de trabajo y he terminando de mezclar todo amasando con las manos. Es algo muy fácil, pues no tenemos que estar mucho tiempo amasando, sólo unos minutos. Creo que no he estado ni cinco minutos...
     Cuando lo tenemos listo, en un bol limpio y con harina espolvoreada por todos los lados, metemos la mezcla y la dejamos reposar durante media hora.

     Tras los treinta minutos, volcamos el bol en la superficie de trabajo y con un rodillo hacemos un rectángulo del grosor que queramos.
     Entonces derretimos los 50 gr de mantequilla y pincelamos todo el rectángulo de nuestra masa con ella. Es ahora cuando espolvoreamos azúcar y canela encima de la mantequilla. Podemos ponerle todo lo que queramos, según si nos gusta más o menos la canela, yo he sido generosa...

     Hacemos un rollo con la masa, como si fuera un brazo de gitano.
     Una vez que tenemos el rollo, cortamos en rodajas anchas.
     Batimos un huevo y vamos pintando un lado de cada rollito.
     Ponemos papel de horno a la bandeja y ponemos los rollitos separados para que no se peguen unos con otros en el horneado, pues crecerán durante la cocción.
     En cuanto al tiempo, no lo he medido, he ido sacando cada tanda cuando han estado doraditos.
     Por último haremos nuestro glaseado, añadiendo en un bol pequeño el azúcar glass tamizada, las gotas de limón y las cucharadas de leche, lo removemos todo bien para que no queden grumos y lo metemos en una manga pastelera haciéndole un agujero muy, muy pequeñito.
     Cuando saquemos los rollitos del horno, los pondremos en una rejilla para que enfríen, los bañaremos con el glaseado cuando aún estén calientes.
     Y ya tenemos listo nuestro manjar... ¡cuidado, provoca adicción!


6 comentarios:

  1. Gracias, ya os llevaré más cositas

    ResponderEliminar
  2. Que gracia, acabo de ver q te animaste con los cinamon rolls y que nos mencionas en la entrada ;-) mujer esas cosas se avisan. ;-)
    Me alegra q te sirviera la receta del glaseado! La verdad es que son un bollo espectacular. Yo los preparo a menudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      ¡No se volverá a repetir! te avisaré siempre... jeje...
      ¿Sabes? No utilicé tu masa para los cinnamon roll porque no tengo thermomix, sólo puedo usarla cuando voy a casa de mis padres... ¡y me agobié! jeje... pero sí que te digo que tu glaseado fue un gran descubrimiento para mí... qué sabor... y además, que no sabía que era tan fácil de hacer...
      Diossssss.... qué buenos están, ya los he hecho varias veces...
      Un besito

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Estos tienes que probarlos! Ya verás como te gustan...

      Eliminar